Buscar
  • Pato Fuentes

PIENSO, SIENTO, DIGO Y HAGO


4 VARIABLES DE LA CONDUCTA,

QUE PUEDO USAR PARA MEJORAR MI JUEGO.

En el campo de golf, “actuamos”, tomamos decisiones, nos conducimos de tal manera, realizamos conductas que nos ayudan y otras que nos hacen errar .Este “comportarse” del golfista tiene relación directa con su personalidad, pero decir esto no implica el “padecernos”.Podemos si hacemos un análisis o reflexión de nosotros mismos, captar cuales son aquellas conductas que nos llevan a fallar, a ejecutar mal o a enojarnos en el campo, y mediante el uso de esta técnica que les detallaré ir mejorando paso a paso hasta tener conductas positivas que generen un mejor golf.

Nuestra personalidad es el modo habitual por el cual un individuo PIENSA, SIENTE DICE O ACTÚA, para satisfacer sus necesidades en su medio físico y social. (Eric Berne, Análisis Transaccional Integrado).

“A MI ME GUSTA ARRIESGAR

“JUEGA SERENO Y TRANQUILO”

“ES UN OBSESIVO DE LA RUTINA”

“NO PUEDO ESPERAR TANTO”

“SOY RE DESPISTADA”

“YO NO PUEDO JUGAR MATCH¨

Son frases que nos hablan de lo observable, de roles, son descripciones, que condicionan.

El exigente, el perfeccionista, el ambicioso que no usa la estrategia inteligentemente, el ansioso, el que se abandona, son varios de los ¨tipos¨de conductas estereotipadas que vemos en un torneo de golf.

Teniendo en cuenta el concepto de personalidad del A.T. (Análisis Transaccional), los golfistas podemos modificar aquellas conductas que no nos gustan o que reconocemos nos traen más problemas que ventajas. Llevará un tiempo, y paciencia, no es una receta mágica, pero no duden que cambiarán aquella conducta más negativa, y conjuntamente tendrán un auto conocimiento de si mismos, muy importante para conseguir el éxito golfistico. Por supuesto que los que ayudan esto con un análisis personal irán más rápido pero si no es su caso, querer es poder, pruebelo y no se de por vencido.

Para ello primero tenemos que evaluar frente a determinado estímulo externo o interno, que PIENSO, SIENTO, DIGO O HAGO.

ESTÍMULO EXTERNO:

Hoyo par 3,( distancia media) con agua lateral a la derecha del green y green defendido por lomas y bunkers (por ejemplo hoyo 6 de Martindale Golf Club, Argentina)

PIENSO: ¡Qué hoyo difícil!

SIENTO: Miedo e inseguridad.

DIGO: No me tengo que ir al agua, vengo bien.

HAGO: Me tensiono, tiro al agua lateral.

Esto sería un patrón de conducta negativa. Ahora utilicemos nuestra “cabeza” para no padecer y ser nuestros mejores amigos.

MISMA SITUACIÓN CON MODIFICACIÓN DE UNA DE LAS 4 VARIABLES QUE HARÁ QUE SE MODIFIQUEN AUTOMATICAMENTE LAS OTRAS TRES.

MI MENTE SÓLO DEBE TRABAJAR EN UNA DE ELLAS Y YA OBTENDRÉ UNA CONDUCTA POSITIVA.

PIENSO: Es un hoyo con muchos obstáculos ¿dónde me conviene colocar la bola? VARIABLE MODIFICADA CONCIENTEMENTE.

VOY A SENTIR: Mayor seguridad, o menor presión.

VOY A DECIRME: Vengo bien, acá puedo subir y arriesgar en otro hoyo más fácil.

VOY A HACER: Un tiro seguro a la entrada del green, apostando al approach y putt (por supuesto las opciones estratégicas variarán según el handicap)

La idea es que siempre tengan en mente que modificando una sola de las 4 variables, modificarán su conducta. Pueden elegir la variable que más fácil les resulte, algunos podrán hablarse bien y eso les dará confianza, otros podrán respirar y relajarse, y eso ayudará a un mejor ritmo del swing, lo importante es cambiar una, y si elijo la que me sale mejor se me hará más fácil la tarea de cambio. Pueden también practicarlo en la vida en general y acelerarán el tiempo de cambio.

Ya tienen una tarea de entrenamiento mental, les sugiero utilizarla en su práctica primeramente para más tarde aplicarla al día de competencia bajo presión.

¡BUEN JUEGO! CUENTAN COMNIGO.

Pato fuentes

www.golfdemente.com


83 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • LinkedIn - Gris Círculo

© 2020 Golf de Mente